BUYUSA.GOV -- U.S. Commercial Service

Spain

La Economía

Panorama Económico

Estados Unidos tiene una economía pujante, diversificada y de avanzada tecnología. Su Producto Interior Bruto (PIB) de US$17.4 billones (US$17.4 trillones en el sistema anglosajón). Su PIB per cápita alcanzo 54.800 dólares en 2014. La fuerza de la economía yace en su tamaño y diversidad: posee una variedad de recursos naturales, entre ellos importantes reservas de petróleo y gas natural; un vasto sector agrícola, que produce diversos cultivos y ganado; una vigorosa y bien desarrollada base industrial; un avanzado sector de servicios, y mano de obra altamente cualificada. Además, el tamaño y diversidad de la economía protegen a Estados Unidos de las crisis económicas globales.

En esta economía de mercado, los particulares y las empresas son quienes toman la mayoría de las decisiones; el gobierno compra los bienes y servicios que necesita principalmente en el sector privado. Las empresas en Estados Unidos gozan de mayor flexibilidad que sus socios europeos y japoneses a la hora de realizar ampliaciones de capital de planta, reestructurar plantillas y desarrollar nuevos productos. Pero por otra parte, encuentran barreras para introducirse en los mercados internos de sus rivales más altas que las que existen para la introducción de empresas extranjeras en el mercado estadounidense. Por otra parte, las arraigadas tradiciones en competencia y empresa han contribuido a impulsar las innovaciones tecnológicas que han convertido a Estados Unidos en uno de los líderes mundial en informática, software, electrónica y tecnología de comunicaciones.

Las compañías estadounidenses suelen estar en primera línea de los adelantos tecnológicos, especialmente en lo que se refiere a informática y en equipamiento médico, aeroespacial y militar, aunque su ventaja se ha reducido desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El advenimiento de la tecnología mayormente explica el desarrollo gradual de un mercado laboral bisegmentado, en el que el segmento inferior carece de la formación y capacitación técnico-profesional con la que cuenta el segmento superior, por lo cual con cada vez mayor frecuencia deja de obtener aumentos salariales, cobertura médica y otros beneficios

Desde 1975, casi todos los aumentos en ingresos de hogares particulares correspondieron al 20 por ciento de hogares con ingresos más elevados. Durante el período 1994-2000 se registraron fuertes aumentos en la producción real, bajas tasas de inflación y una caída en la tasa de desempleo a niveles por debajo del 5 por ciento. Entre los problemas de largo plazo se destacan una inversión insuficiente en infraestructura económica, costes médicos de una población en marcada alza de envejecimiento, déficits comerciales importantes y el estancamiento de los ingresos familiares en los estratos más bajos de la economía. Las perspectivas para el año 2000 se vieron empañadas por las persistentes dificultades económicas de Japón, Rusia, Indonesia, Brasil y muchos otros países.

Tras el final de la época del puntocom, EE.UU. sufrió una leve recesión entre 2002 y 2003. Los precios del crudo se duplicaron entre 2001 y 2006, igual que los precios de la vivienda. Los precios del petróleo subieron un 50% entre 2006 y 2008, y las hipotecas más del doble en el mismo período.

El estallido de la burbuja inmobiliaria estadounidense, que alcanzó su punto máximo en 2004, provocó el desplomo en valores de los títulos vinculados a la fijación de precios de inmuebles EE.UU. El mundo sintió las olas de esta crisis. Para ayudar a estabilizar los mercados financieros, en octubre de 2008 el Congreso de los Estados Unidos estableció el Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP) formado con $700 mil millones. El gobierno utilizó algunos de estos fondos para comprar la equidad en bancos de los Estados Unidos y en corporaciones industriales. Muchos de estos fundos se han devuelto al gobierno al principio de 2011. En enero 2009 el Congreso de los Estados Unidos aprobó y el presidente Barack Obama firmó un proyecto de ley que proporciona $787 mil millones adicional para ser utilizado durante 10 años - dos tercios sobre el gasto adicional y un tercio de los recortes de impuestos - para crear puestos de trabajo y ayudar a la economía a recuperarse. En 2010 y 2011, el déficit del presupuesto federal llegó a casi el 9% del PIB. En 2012, el gobierno federal redujo el crecimiento del gasto y el déficit se redujo a 7,6% del PIB.

En diciembre de 2012, la Junta de la Reserva Federal (FED) anunció planes para comprar $85 mil millones al mes de los valores respaldados por hipotecas y valores de Tesoro para aguantar los intereses a largo plazo y mantener los tipos a corto plazo cerca a cero hasta que la tasa de desempleo cayera bajo el 6.5% o que la inflación creciera más del 2.5%.

A finales de 2013, FED anunció que comenzaría la compra de bonos a largo plazo a $75 mil millones por mes en enero de 2014 y reducir aún más las condiciones garantizadas; FED puso fin a las compras durante el verano de 2014.






  Notice to Visitors!


  The link you have chosen will take you to a non-U.S. Government website.

  If the page does not appear in 5 seconds, please click this: outside web site

  BuyUSA.gov is managed by the International Trade Administration and external links are covered by its website  disclaimer statement.