BUYUSA.GOV -- U.S. Commercial Service

Colombia

La Economía

Panorama Económico

Estados Unidos tiene una economía pujante, diversificada y de avanzada tecnología. Su Producto Interior Bruto (PIB) de US$37.661 lo convierte en uno de los países más ricos del mundo; su PIB per capita es el más alto entre los países industrializados. La fuerza de la economía yace en su tamaño y diversidad: posee una variedad de recursos naturales, entre ellos importantes reservas de petróleo y gas natural; un vasto sector agrícola, que produce diversos cultivos y ganado; una vigorosa y bien desarrollada base industrial; un avanzado sector de servicios, y mano de obra altamente cualificada. Además, el tamaño y diversidad de la economía protegen a Estados Unidos de las crisis económicas globales.

En esta economía de mercado, los particulares y las empresas son quienes toman la mayoría de las decisiones; el gobierno compra los bienes y servicios que necesita principalmente en el sector privado. Las empresas en Estados Unidos gozan de mayor flexibilidad que sus socios europeos y japoneses a la hora de realizar ampliaciones de capital de planta, reestructurar plantillas y desarrollar nuevos productos. Pero por otra parte, encuentran barreras para introducirse en los mercados internos de sus rivales más altas que las que existen para la introducción de empresas extranjeras en el mercado estadounidense. Por otra parte, las arraigadas tradiciones en competencia y empresa han contribuido a impulsar las innovaciones tecnológicas que han convertido a Estados Unidos en el líder mundial en informática, software, electrónica y tecnología de comunicaciones.

Las compañías estadounidenses suelen estar en primera línea de los adelantos tecnológicos, especialmente en lo que se refiere a informática y en equipamiento médico, aeroespacial y militar, aunque su ventaja se ha reducido desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El advenimiento de la tecnología mayormente explica el desarrollo gradual de un mercado laboral bisegmentado, en el que el segmento inferior carece de la formación y capacitación técnico-profesional con la que cuenta el segmento superior, por lo cual con cada vez mayor frecuencia deja de obtener aumentos salariales, cobertura médica y otros beneficios

Desde 1975, casi todos los aumentos en ingresos de hogares particulares correspondieron al 20 por ciento de hogares con ingresos más elevados. Durante el período 1994-2000 se registraron fuertes aumentos en la producción real, bajas tasas de inflación y una caída en la tasa de desempleo a niveles por debajo del 5 por ciento. Entre los problemas de largo plazo se destacan una inversión insuficiente en infraestructura económica, costes médicos de una población en marcada alza de envejecimiento, déficits comerciales importantes y el estancamiento de los ingresos familiares en los estratos más bajos de la economía. Las perspectivas para el año 2000 se vieron empañadas por las persistentes dificultades económicas de Japón, Rusia, Indonesia, Brasil y muchos otros países.

Industrias de Alta Tecnología

En la década de los ochenta, Estados Unidos lideró la producción de equipos de alta tecnología; fue responsable de más de un tercio de la producción mundial total entre 1980 y 1986 y de un 30 por ciento de la producción global en los años restantes de la década mencionada. Aunque la participación de Estados Unidos en el mercado mundial se redujo algo a principios de los noventa, la tendencia se revirtió en 1992. La participación de Estados Unidos en el mercado mundial de productos de alta tecnología creció de manera irregular a partir de 1991 y, para 1995, las industrias de alta tecnología del país habían recuperado la porción de mercado que perdieron durante la década anterior. En 1995, la producción de la industria de alta tecnología de Estados Unidos representó casi un 32 por ciento de la producción mundial de esos productos. Dicha participación se mantuvo durante el año 2000. Sin embargo, la marcada desaceleración de la economía estadounidense a mediados de ese año e inclusive en lo que va del año en curso podría reducir la participación de Estados Unidos en esta industria a menos de 30 por ciento.

Producción Industrial

Las perspectivas para el crecimiento industrial de Estados Unidos son inciertas a pesar de la pujanza de la economía interna en su conjunto. El sector de las Tecnologías de la Información (TI) -ordenadores, telecomunicaciones y semiconductores-- continuará impulsando la economía. La producción de TI continuará creciendo al ritmo del año 2000, manteniéndose en el orden de los dos dígitos. Esto refleja tanto las grandes inversiones en sectores de la información como la fuerte demanda de bienes y servicios de ese tipo. En el otro extremo del espectro se encuentra la industria aeroespacial, ya que se espera una fuerte caída en la producción, aunque la misma continuará siendo alta según parámetros históricos. La producción de maquinaria y equipos será deficiente, reflejando el menor rendimiento de sectores clave como la agricultura. En general, las industrias más tradicionales como la química, los insumos industriales y los materiales para la construcción experimentarán un crecimiento moderado. Ello refleja el módico crecimiento de la construcción y el menor crecimiento del sector automotriz.

A pesar del fuerte incremento del gasto en artículos de consumo durante el año 2000, la producción de los sectores de bienes de consumo duraderos creció tan sólo moderadamente, lo cual en parte refleja la composición de los sectores y la creciente introducción de productos importados, especialmente artículos electrónicos para el hogar. Los diez sectores industriales que crecerán más rápidamente serán aquellos dedicados a la fabricación de bienes de alta tecnología o bien relacionados con la tecnología de la información. Los semiconductores impulsan y son componentes fundamentales de cinco de dichos sectores. Los sectores que ocupan el segundo y tercer puesto en cuanto a ritmo de crecimiento en es el grupo pertenecen ambos al área de las telecomunicaciones y reflejan el crecimiento en el uso de Internet y de la telefonía móvil. La producción de maquinaria y equipos para la industria del gas y el petróleo muestra señales de recuperación después de su descenso en 1999 como consecuencia de los bajos precios de la energía. Dicha recuperación está siendo impulsada por el aumento en los precios de la energía, pero los niveles de producción están aún muy por debajo de los alcanzados en 1998. Por su parte, la fabricación de equipamiento minero está volviendo a los altos niveles de crecimiento anteriores al descenso de 1999. El incremento de los productos farmacéuticos refleja la creciente confianza en la tecnología y en los medicamentos más avanzados evidente en el sector de la salud.

Servicios

Los servicios relacionados con la tecnología informática siguen dominando el sector en lo que a expansión se refiere. Los dos sectores de mayor crecimiento son los de servicios de captura de datos y servicios de profesionales informáticos. Los servicios de procesamiento de datos y de redes, software CAD/CAM y los servicios de telecomunicaciones también se cuentan entre los diez sectores de mayor incremento. Los servicios corporativos, particularmente la consultoría de empresas y contable, mantienen su solidez. Dado el firme mercado de valores, no debe extrañar que a los corredores de bolsa también les vaya bien. La pauta de incremento de los gastos en servicios de salud subió en el año 2000 después de varios años de un crecimiento moderado. Muchos atribuyen este crecimiento a la proliferación de empresas de medicina prepaga o HMOs (Health Maintenance Organizations).

Agricultura y Pesca

Su clima favorable y su suelo fértil permiten que Estados Unidos produzca una amplia variedad de cultivos, que se críe buen ganado en su territorio, que sea el segundo mayor productor y el mayor exportador de grano del mundo, y que produzca un superávit de alimentos. Los pronósticos indican que las exportaciones estadounidenses de productos agropecuarios en el año fiscal 2001 permanecerán en el orden de los $53 mil millones, manteniéndose el nivel del mes de noviembre y situándose en un 4 por ciento por encima de los valores del año fiscal 2000. Tampoco se registran modificaciones en las importaciones, ya que se mantienen en los $40 mil millones estimados en noviembre, un aumento del 3 por ciento con respecto al año 2000.

Las exportaciones de productos avícolas y hortícolas son superiores a las previstas, como consecuencia de una fuerte demanda y de una previsible depreciación del dólar estadounidense. Las mismas compensan las exportaciones de productos a granel que son inferiores a las esperadas. Está previsto que las exportaciones hortícolas alcancen un importe récord de $11.300 millones, gracias a ventas especialmente elevadas a Canadá y México. Las perspectivas de las exportaciones avícolas han mejorado debido a las fuertes ventas a Rusia y diversos otros países.

No obstante, se espera que la competencia en las exportaciones de productos a granel sea más intensa que lo previsto en noviembre de 2000 y las perspectivas de crecimiento económico se han visto afectadas levemente, particularmente en Estados Unidos y Japón. Se cree que el volumen de las exportaciones a granel se ha reducido a 117,7 millones de toneladas, un 4 por ciento por debajo del nivel de noviembre, pero aún así 2 por ciento superior al del año 2000.

El aumento de la competencia ha reducido las expectativas en cuanto a las exportaciones estadounidenses de maíz, puesto que ahora se cree que China continuará proporcionando subsidios a sus exportaciones de maíz este año. Además, las exportaciones argentinas de maíz han subido significativamente desde noviembre. Por otra parte, las exportaciones de soja de Argentina y Brasil también aumentaron desde noviembre y el crecimiento más moderado de la economía está frenando la demanda de algodón.

Comercio Electrónico

Un informe de Forrester Research indica que el comercio electrónico generó ingresos por US$284 mil millones en Estados Unidos en el año 2000. Cada vez más empresas, tanto grandes como pequeñas, están adoptando soluciones de comercio electrónico y reorganizarán sus procesos comerciales, la manera en que se definen a sí mismas y sus relaciones con clientes y socios. Según un estudio de la Universidad de Texas, Internet generó ingresos del orden de casi $301 mil millones en Estados Unidos en 1998, en franca competencia con el nivel de ingresos de la industria automotriz estadounidense y comparable a la economía de Suiza.






  Notice to Visitors!


  The link you have chosen will take you to a non-U.S. Government website.

  If the page does not appear in 5 seconds, please click this: outside web site

  BuyUSA.gov is managed by the International Trade Administration and external links are covered by its website  disclaimer statement.